Por Sandra Rodríguez

Cancún, Q. Roo.- Las agencias de viaje fraudulentas que operan en la Zona Hotelera, comienzan a ser un problema para la Procuraduría Federal del Consumidor (profeco) que recibe cuando menos dos quejas al día.

El año pasado, en la dependencia se registraron 39 quejas, muchas de las cuales no pudieron tener seguimiento debido que son empresas fantasma.

En la Asociación Mexicana de Agencias de Viajes (AMAV) en Cancún que preside Sergio González Rubiera, llevan varios años denunciando la apertura y cierre de negocios de dudosa procedencia en la Zona Hotelera de Cancún. Se trata de agencias de viajes terrestres que supuestamente venden paseos, y están establecidos en pequeños módulos improvisados o ambulantes.

En promedio, por día aparecen 30 unidades nuevas, y desde la AMAV han advertido que mientras no se haga un plan permanente para monitorear la actividad comercial en la zona de playas, el asunto puede causar un gran daño al destino por denuncias de turistas, sin mencionar la mala imagen que genera, incluso para aquellos que no denuncian.