España.- El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (UE) falló que las empresas pueden prohibir a sus empleados vestir símbolos religiosos visibles, incluido el velo islámico.
El dictamen se enmarca en el caso de dos mujeres en Francia y Bélgica que fueron despedidas tras rechazar quitarse su velo.
En un comunicado, el Tribunal establece que las empresas pueden prohibir la vestimenta de símbolos visibles políticos filosóficos o religiosos, mientras agregó que esto no constituía una discriminación directa.
Los velos no podrán ser prohibidos, sin embargo, en respuesta a una solicitud de un cliente, agregó el Tribunal.
Las mujeres musulmanas, una recepcionista que trabaja en G4S en Bélgica y una consultora en Micropole en Francia llevaron sus casos a los tribunales nacionales, que luego remitieron el asunto al Tribunal de Justicia de la UE.
El debate sobre inmigración musulmana e integración han dominado la campaña electoral en Francia y en los Países Bajos.