CDMX.- El Servicio Meteorológico Nacional lleva a cabo una puntual vigilancia de la evolución de una zona de baja presión ubicada a cuatro mil 500 kilómetros de las costas de Quintana Roo, debido a que tiene 70 por ciento de probabilidad de convertirse en ciclón tropical.
En su boletín de vigilancia meteorológica, refirió que hay una línea seca en el norte del territorio nacional, que favorece viento fuerte con rachas superiores a 50 kilómetros por hora en Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas.


Asimismo, indicó que hay dos canales de baja presión, uno sobre el centro, noreste y oriente del país, y el otro en el sureste mexicano, los cuales ocasionan tormentas fuertes a muy fuertes, así como rachas de viento superiores a 50 kilómetros por hora.