Por Antonio Rivera
Cancún, Q.Roo.- El Congreso del Estado dio entrada a una iniciativa de reforma a la Ley Orgánica de la Administración Pública, presentada por el gobernador del estado Carlos Joaquín González, con la que se busca reorganizar la función administrativa del Gobierno del Estado y con ello dar respuestas eficaces a las demandas de la ciudadanía.
En la sesión ordinaria número 19, el Pleno de la XV Legislatura también dio entrada a otras tres iniciativas promovidas por el Ejecutivo estatal para crear la Ley de Asociaciones Público-Privadas para el Estado y los Municipios de Quintana Roo, así como reformas a la Ley de Pesca Responsable y Acuacultura y a la Ley Orgánica del Sistema DIF.
De acuerdo con la exposición de motivos de la iniciativa, Joaquín González expone que el proyecto de ley es el primer paso de un Programa de Reforma Administrativa que emprenderá la administración del Ejecutivo estatal.

La propuesta del gobernador del estado, busca evitar el excesivo burocratismo e ineficiencia en la función pública, a través de una reorganización administrativa que busca dar mayor peso a los sectores que dan atención directa a los ciudadanos.
Al interior de la Secretaría de Desarrollo Económico, se propone crear la Agenda Proyectos Estratégicos y Pro Quintana Roo, para transformar una fuente de inversión de capital, mediante la concertación de acciones público-privadas bajo la modalidad de contratos de prestación de servicios a largo plazo.
Se plantea la modificación de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario y Rural, otorgándole impulso a la actividad pesquera, para otorgar mayores apoyos y generar políticas públicas que fortalezcan esta actividad.
Además, se propone re sectorizar a la Secretaría de Gobierno, al Archivo General del Estado, la Coordinación Estatal de Protección Civil, junto con otras tres representaciones administrativas, con el fin de lograr la especialización de las áreas, recibir apoyo en la gestión de recursos, entre otros beneficios.
El Ejecutivo propone transformar la Secretaría de Educación y Cultura y la de Desarrollo Social, para que la cultura sea atendida a través de un instituto, mientras que el rubro de desarrollo indígena se atenderá a través de un instituto especializado que logre una efectiva coordinación de los apoyos a los grupos étnicos, especialmente a la cultura maya.
Se plantea además la transformación de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda por la Secretaría de Desarrollo Territorial Urbano Sustentable, mientras que la Secretaría de Infraestructura y Transporte se transformaría en la Secretaría de Infraestructura y Comunicaciones.