Por Sandra Rodríguez

Cancún, Q. Roo.- El gremio joyero pierde cada día ante la oferta China de alhajas, aunque su producto sea de menor calidad. Oscar Delgado Villasana, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Joyería y Platería en Quintana Roo, confirmó que hace cinco años el sector viene pasando por una disminución en su afiliación a consecuencia de varios factores.

El primer detonante es la inseguridad y el segundo la importación de plata china de menor calidad, que compite con la de Taxco, por el presupuesto de los turistas, que por su parte, gastan entre cinco y 25 dólares máximo, en anillos y aretes, sobre todo, durante su estancia en Cancún.

La consecuencia son locales vacíos; Delgado Villasana calculó que se trata del 25 por ciento de cierres en los últimos cinco años y se quedan un decrecimiento en ventas de hasta 40 por ciento.