Julio César Silva Cetina

“Cancún, fantasía de banqueros”, que vio su primera luz en 1985, fue el libro con el que el periodista Fernando Martí Brito contó la proeza del Banco de México para construir de la nada una ciudad turística que hoy es la marca mexicana más fuerte.

Pero lo que ocurrió en los últimos 32 años con esa fantasía hecha realidad no ha sido contada, no al menos por medio de un ejercicio editorial como el que presentará Martí Brito a finales de agosto próximo.

“No sabía cómo contar esa parte de la historia de Cancún”, señala el cronista de la ciudad.

Sin embargo, al fin encontró la manera de hacerlo y es a través de una serie de entrevistas con los protagonistas de todos los ámbitos de la comunidad: con los colonos, los empresarios, con gente destacada en el área en que se desenvuelve.

Tampoco se ha contado la historia de los hijos que tuvo Cancún, como la Riviera Maya y otros destinos del Sur del estado que se han desarrollado turísticamente a partir de la exitosa experiencia del Norte.

A lo largo de los últimos 32 años, Cancún desvío varios de sus objetivos como fruto del descuido de sus autoridades y el quiebre se dio cuando la conducción de la política de desarrollo pasó del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), el brazo ejecutor de la idea que concibió un grupo de banqueros, a la clase política, a los gobernantes que torcieron el plan original.

Te puede interesar:   Triana Parera y su ‘Dualidad natural’

Los políticos autorizaron usos de suelo distintos en zonas en las que los banqueros decidieron que el fin debía ser otro y lo hicieron para sacar beneficios económicos que les aseguró su futuro, pero afectaron el desarrollo del proyecto.

Hoy la ciudad que no debió tener más de 26 mil cuartos de hotel tiene casi 40 mil de esas habitaciones y los servicios públicos están rebasados, por no decir colapsados. Un ejemplo de ello es la movilidad.

“El Cancún que veo hoy no es el que imaginé cuando escribí ‘Fantasía de Banqueros’. La ciudad que hoy tenemos es injusta, no es amable”, señala Martí Brito.

Sin embargo, aclara, como destino turístico es muy exitoso y lo seguirá siendo, siempre y cuando los políticos tomen buenas decisiones en el futuro.

Martí Brito ya definió la tercera semana de agosto para presentar la secuela de “Cancún, fantasía de banqueros”. Solo falta el lugar y la hora que dará a conocer próximamente.

Correo: jsilva@palcoquintanarroense.com.mx