Por Kermith Zapata

Cozumel, Q. Roo.-Ante el nulo interés de la administración municipal que encabeza Perla Tun Pech, por atender los problemas de inseguridad que imperan en la “Isla de las Golondrinas”, van en aumento los índices delictivos, de tal manera que las instalaciones de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPA), se han convertido en botín de los ladrones que operan en la zona de la Carretera Transversal, de tal manera que se han llevado herramientas, así como equipo de acero y cobre para venderlo al mejor postor para obtener unos cuantos pesos.

Javier Aguirre Cruz, gerente operativo de CAPA en Cozumel, señaló que en el presente año han enfrentado diversos robos, tales como el cableado de las bombas de extracción que los obligó a reducir la presión del agua hacia numerosas colonias, situación que atendieron después de dos semanas de trabajo, así como las herramientas de las cuadrillas que se encargan de reparar las fugas en las calles de este destino turístico y durante la noche del jueves, un grupo de jóvenes intentaron llevarse otros artículos de los patios de CAPA, pero al notar la presencia del velador, emprendieron la fuga sin lograr su objetivo.

Ante esta situación, el funcionario de la paraestatal precisó que es necesario que haya más rondines de la policía municipal en la zona donde están los cárcamos de CAPA, ya que cuando les roban el cableado de las bombas de extracción de agua, afectan a numerosas colonias, ya que se suspende el suministro del vital líquido, en especial en esa temporada de calor.

Compartir