Por Juan Pérez
Valladolid, YUC.- La carretera rumbo a Pixoy, a la salida de Valladolid por el Poniente, está convertida en un basurero ya que la gente opta por arrojar todo tipo de desperdicios.
Al paso de los días, la basura genera malos olores y da mala imagen al municipio por lo que los vecinos piden a las autoridades municipales limpiar y vigilar el tramo, para así sancionar a aquellas personas que en lugar de pagar el servicio de recolecta de basura, la dejan en esta zona.

Compartir