Con un saldo de dos personas detenidas y un lesionado fue el resultado de una riña de cantina suscitada la noche de este sábado en la alcaldía de Nohbec, ubicada a 50 kilómetros de la cabecera municipal, en donde salió a relucir armas de fuego, lo que movilizo a la policía de esta ciudad y la ministerial

Por Juan Ojeda

José María Morelos, Q. Roo.- Sin tregua a grupos de vándalos que han protagonizado riñas en el perímetro de la Feria de José María Morelos, más han caído a las frías mazmorras y lo peor que sus padres al ir por ellos exigen su liberación inmediata y lejos de mejorar sus conductas siguen permitiendo que realicen desmanes.

El jefe de la policía local, Humberto Ovando Lastra, puso como ejemplo tres trifulcas suscitadas en la Feria, grupos de vándalos de entre 12 a 17 años siquiera pensar en las familias que pasaban, se empezaron arrojar piedras, botellas e incluso portaban armas blancas, afortunadamente se lograron detener a 4 jóvenes que al parecer son reincidentes y sus padres no hacen siquiera por orientarlos a mejorar su conducta.

Dijo que algunos vándalos lograron escapar en medio de la gente, muchas familias resultaron asustadas y optaron por retirarse de la Feria.

Ante esta situación, se ha doblegado la seguridad en el perímetro, sobre todo cuando se observan grupos de muchachos rondando y con intenciones de malicia, se les estará verificando a fin de prevenir más actos de violencia.