Por Sandra Rodríguez

Cancún, Q, Roo.- El panorama de la industria restaurantera en Cancún es cada vez más complicado, ademitió la expresidenta de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), Kit Bing Wong.

“Cada vez es más difícil hacer de un restaurante un negocio, de entrada porque de un año a la fecha el precio de los insumos se han incrementado hasta en un 30 por ciento, lo que ha visto apenas reflejado en los precios al consumidor que no se han incrementado más de ocho por ciento, lo que supone una importante carga fiscal, financiera y administrativa para estos negocios”, destacó la también directora general de Grupo Hong Kong.

Para sobrevivir han tenido​ que hacer una reingeniería interna que implica optimizar los recursos humanos y materiales que disponen y ser muy eficientes en los gastos, así como comparar productos locales, puntualizó.