Por Sandra Rodríguez

Cancún, Q. Roo.- La industria de la construcción en Quintana Roo sobrevive de obras pequeñas del sector educativo que no rebasan el millón y medio de pesos cada una, y que se enmarcan en el programa federal “Escuelas al 100” que trabajan con el Gobierno del Estado.

Mario Argüello, vicepresidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), informó que los salva el hecho de que casi todos los días se publica una convocatoria para una nueva obra, y calculó que en lo que va de la presente administración se han dado a conocer cuando menos 400, de las que se han licitado entre 70 y 80.

Celebró que el gobierno de Carlos Joaquín González cumpliera su palabra de dar prioridad a las empresas locales para construir las obras de infraestructura educativa en la entidad, en momentos en que los insumos atraviesan por una escalada de precios que no pueden ajustar de manera inmediata; haciéndolos perder ganancias de hasta el cinco por ciento.