Mientras el presidente municipal de Benito Juárez, Remberto Estrada, analiza y pide confianza a la ciudadanía en sus fuerzas policiales, el Gobierno del Estado y el Congreso buscan devolverle la tranquilidad a la gente con la conformación de un mando único

Por Rocío Villalobos
Informativo Turquesa

Quintana Roo y Michoacán son los estados que se han negado a darle seguimiento e información a las autoridades federales en cuanto al estatus de los policías y sus mandos, como parte de la controvertida decisión del Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, de desaparecer las policías municipales y crear un nuevo modelo de seguridad nacional.

El gobierno estatal anterior se rehusó a dar detalles a la Federación y, de hecho, cayó en desacato al ser de las dos únicas entidades del país en no dar información de la calidad de los policías y mostrar completa apatía en cuanto a la entrega de resultados de los exámenes de confiabilidad que debieron aplicarse desde 2015.

El diputado local independiente, postulado por el Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Juan Ortiz Vallejo, integrante de la Comisión de Justicia en la XV Legislatura, reconoce que los exámenes de confiabilidad nunca los entregó la pasada administración de Roberto Borge Angulo al Gobierno Federal.

Los hechos recientes en los que se han involucrado elementos de la policía municipal de los gobiernos de Benito Juárez y Solidaridad, entre los que sobresalen la ejecución de dos de ellos, el atentado contra mandos de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito, incluso el homicidio e intento de suicidio que cometió otro elemento, en un hecho presuntamente pasional, habla de que no se ha aplicado con rigor el tema de los exámenes de confiabilidad que debieran pasar los efectivos policiacos.

“Se debe aplicar el examen antes, no ahora que ya están contratados. Sin embargo, también vemos que muchos, y estamos hablando de un alto porcentaje, no pasaron dichas pruebas. Con una que no pasen se les debe dar de baja de inmediato, ya que es muy delicado darle a una persona una pistola de cargo, si no se cumple con este estricto control que permita a los ciudadanos tener certeza en su policía”, explicó el legislador.

INTERESES EN JUEGO

A poco más de dos años de que se pretende crear una policía única en el país, aún existe zozobra y confusión entre ciudadanos y los mismos policías, que no saben a ciencia cierta los pormenores del nuevo modelo de seguridad nacional.

El gobierno de Roberto Borge debió preparar las bases para una eventual transición que permitiría tener un ahorro de hasta 10 millones de pesos; no obstante, eso significaría perder el control de las policías. La realidad, los pros y contras del mando único se verán en la práctica y la puesta en marcha en los estados del resto del país.

REPROBADOS

De acuerdo con el estudio de la organización Causa en Común, las deficiencias no pasan por un tema de falta de recursos sino de voluntad política. La radiografía de las corporaciones policiales realizada por dicha asociación, denominada “¿Tenemos la policía que merecemos?”, arroja resultados que, en algunos casos, son muy preocupantes.

En Veracruz los resultados han sido negativos, mientras que Michoacán y Quintana Roo de plano se negaron todo el tiempo a informar del estado real en el Semáforo de Seguridad.

En otra “lista negra”, Quintana Roo volvió a figurar junto a Nayarit, San Luis Potosí y Guerrero, como las otras entidades en donde más del 20 por ciento de todos sus policías, es decir, al menos uno de cada cinco, no superó las evaluaciones y que además siguen trabajando al no haber sido separados del cargo.

Te puede interesar:   Ciudadanos mucho mejor representados

El sexenio pasado no hizo su trabajo, de hecho ni le interesó. Los argumentos fueron muchos: que no tenían dinero para liquidarlos, que se están amparando o lo que sea. Los resultados se ven al día de hoy.

En Cancún, en el más reciente examen de confiabilidad presuntamente aplicado en el mes de septiembre del año pasado, los efectivos que no pasaron, lejos de ser separados del cargo, simplemente se les negó un apoyo económico escolar que debieron recibir en el mes de diciembre; de los demás municipios, principalmente de la capital y de Solidaridad, se desconocen los resultados de los mismos.

Tres meses después, un policía mata a su esposa y luego intenta suicidarse, otro es ejecutado a las puertas de su casa, horas más tarde acribillan a un efectivo en horas de trabajo y una comandante de sector fue emboscada junto a sus escoltas entre granadas y balazos, con un saldo de tres policías lesionados.

GRANDES PENDIENTES

A nivel nacional, casi ninguna entidad habría concluido la depuración de sus corporaciones policiales y, por si fuera poco, un alto porcentaje de los exámenes que en su momento se hicieron, ya cumplieron su vigencia y deben reponerse.

Un ejemplo ocurre en Solidaridad, donde dos subdirectores operativos de la policía local reprobaron el examen de confianza, conocido como C3 (Centro de Control y Confianza), lo cual significaría suspensión inmediata, pero continúan activos.

Lo que la ciudadanía se merece es que quien no apruebe este formato debe ser suspendido por la pérdida de confianza mientras se investiga; sin embargo, el procedimiento es más drástico, porque dictamina baja inmediata, según la reforma constitucional aprobada en abril de 2016, la cual crea el mando único para las policías municipales de todo el país.

Solo quienes aplican estas pruebas saben con certeza en qué falló cada policía. Estos resultados son subidos a Plataforma México, y quien tiene la facultad para determinar si continúan o no su actividad como policías es el presidente municipal.

Exámenes de confiabilidad

*Una cuarta parte de los policías que presentaron el examen de confiabilidad en septiembre de 2016, no aprobaron; sin embargo, la solución de las autoridades fue la de quitarles un apoyo económico estudiantil.

*La evaluación de Control de Confianza consta de:
1.- Entorno social y situación patrimonial: se verifica la congruencia en la información proporcionada y la documentación presentada, con el fin de analizar si el entorno en el cual se desarrolla el servidor público se apega a los principios que rigen a la institución.

2.- Psicológico: busca conocer e identificar las características de personalidad, inteligencia y habilidades generales del personal evaluado.

3.- Poligráfico: a través de reacciones psicofisiológicas se detecta si el evaluado se conduce con veracidad en la información que proporciona y su conducta se rige por los principios constitucionales y legales del servicio público.

4.- Médico: se aplica para conocer el estado general de salud, detectar alguna enfermedad o padecimiento.

5.- Toxicológico: Determina si el servidor público ha ingerido o ingiere sustancias psicotrópicas, estupefacientes u otras que produzcan efectos similares.

Autoridades toman las riendas

El gobernador del estado, Carlos Joaquín González; el alcalde de Benito Juárez, Remberto Estrada Barba, y la Comisión de Justicia del Congreso local, fijaron su postura ante el problema de la seguridad en la Zona Norte y sobre todo las acciones a tomar con respecto a la eficiencia policial.

Mientras el presidente municipal analiza y pide confianza a la ciudadanía en sus fuerzas policiales, el gobernador y el Congreso deciden tomar las riendas y buscar devolverle esa confianza a la gente, precisamente con acciones como depurar a los elementos y cumplir con los requisitos federales para la conformación de un mando único en Quintana Roo.

Te puede interesar:   Un gran reto con amor y fe

Ante la incidencia de hechos delictivos que se registran en la Zona Norte de la entidad, en aproximadamente mes y medio estará iniciándose la instalación de tres mil 500 cámaras de vigilancia en todo el estado, con el objetivo de preservar la seguridad de los ciudadanos quintanarroenses y de los turistas que visitan la entidad, reveló el secretario general de Gobierno en Quintana Roo, Francisco López Mena.

Indicó que el mandatario estatal públicamente ha mencionado que “hay estrategia coordinada con las instancias federales, con las fuerzas armadas, con la Procuraduría General de la República (PGR) y todas las instituciones encargadas de los temas de seguridad”.

Reconoce que no es suficiente una cámara que permita ver qué es lo que está sucediendo en las principales vías de todo el estado si no hay gente detrás con la capacidad de analizarlo y reaccionar” y por tanto, habrá un C5 (Centro de Control, Comando, Comunicación, Cómputo y Calidad) en el norte de la entidad.

El jefe del Ejecutivo estatal anunció en la presentación de la nueva Policía Procesal que, sin lugar a dudas, tomará el control del tema de seguridad con acciones encaminadas a fortalecer el nuevo Sistema de Justicia Penal.

S.O.S. A LA FEDERACIÓN

Para el alcalde de Benito Juárez, Remberto Estrada, el tema de la delincuencia organizada y su combate es del orden federal y no propiamente del Gobierno Municipal; de hecho, solicitó apoyo a la Federación para recuperar la paz y la tranquilidad del destino, tras lamentar la tragedia en la que se vio envuelta la policía municipal en las últimas fechas.

“Hacemos un llamado al Gobierno Federal para que volteen a ver a Cancún y lo que significa el destino en términos turísticos y económicos, ya que somos el primer polo turístico más importante del país. Aun cuando se dan situaciones internacionales como el alza del dólar y el combustible, esta industria sigue teniendo éxito y generando esa derrama económica, por ello se pide que se refuerce la seguridad y que se ponga atención a este tema tan importante que hoy es la prioridad de Quintana Roo y de Benito Juárez”, afirmó.

Estrada Barba pidió a los ciudadanos calma, que tengan la certeza de que las autoridades municipales están actuando y tomando acciones muy específicas, como son el reforzamiento de la presencia policial en los puestos carreteros y realizando operativos.

MANO DURA

El Congreso del Estado, por su parte, pedirá que sea más dura la depuración de los cuerpos policiacos para que vuelvan a tener la credibilidad ciudadana. Los exámenes de confiabilidad deberán ser más exhaustivos y apegados a derecho en el resultado de los mismos. Si bien es cierto, el hecho de reprobar una de las pruebas que se aplican no los convierte en delincuentes, lo cierto es que se traduce en una falta de capacidad para el uso de un arma de fuego, vigilar se cumpla la ley y no caer en la corrupción, al no pasar una prueba toxicológica, psicológica o de confiabilidad como es el detector de mentiras.

La Comisión de Seguridad en la presente Legislatura estaría analizando la propuesta de poder subir una iniciativa que obligue a los ayuntamientos a esta depuración urgente, confirmó el diputado independiente Juan Ortiz.

Compartir