Por Mario Vázquez
Cancún, Q. Roo.- El Polifórum Benito Juárez se vistió de gala para recibir a los judocas procedentes de diversas partes del mundo para el Grand Prix y a los jóvenes atletas de todo México que compiten en la última fecha de Olimpiada Nacional y Nacional Juvenil.
Con la presentación de danzas prehispánicas y las banderas de los países de los atletas participantes dio inicio la ceremonia de protocolaria y posteriormente dar paso a las intervenciones de las autoridades que estuvieron en el presídium.
Día histórico para México en el Grand Prix de Judo de Cancún.
La mujer del primer día de competición fue la mexicana Luz Olvera, que dio al país su primera medalla de oro.

Dominó su duelo de cuartos de final contra la eslovena Anja Stangar, tirándola no solo una, sino dos veces con un Uchi Mata para lograr un Waza Ari con ambas técnicas.
En la final la esperaba la campeona olímpica de Londres 2012 en la categoría de menos de 48 kilos, la brasileña Sarah Menezes. Olvera atacó a su rival y terminó ganando por un punto de penalización haciendo enloquecer al público mexicano.
Una medalla de oro enorme para México y el primer metal de Olvera en el circuito Mundial de Judo.
La ganadora de la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Río, la italiana Odette Giufridda, ganó el bronce en el primer evento del Circuito Mundial de Judo en el que participa desde la cita olímpica.