Diez hechos históricos que demuestran que el turismo en el norte del estado nació mucho antes de que fuera fundada la ciudad de Cancún

Por Francisco Verdayes Ortiz
Informativo Turquesa

Tercera de nueve partes

Siempre hemos pensado que el turismo en el norte de Quintana Roo surgió con el nacimiento de Cancún; sin embargo, aquí le presento 10 hechos históricos que demuestran que la creación de nuestra ciudad turística integralmente planeada fue, en todo caso, la cereza de un pastel largamente elaborado no solo por varios gobiernos, sino también por muchos particulares que le apostaron al desarrollo turístico de la zona. Comenzamos:

1.- El periodista norteamericano Richard Humphrey, que visita Cozumel en mayo de 1948, logra que la revista Holiday –la más influyente sobre turismo en su época– le publique a principios de 1949 un reportaje sobre “La Isla de las Golondrinas”, como se le conoce a esta ínsula, y en ese mismo año llegan a bordo de la línea aérea regional TAMSA ocho pasajeros de nacionalidad estadounidense buscando los lugares de los que Humphrey hablaba en su artículo.

2.- Se establece en Akumal, en 1950, Pablo Bush Romero, accionista automotriz que gusta de la caza y el buceo. Bush es un aventurero empedernido que a mediados de los años 50 descubre en el fondo del mar, a pocos kilómetros de ahí, los restos de “Nuestra Señora de los Milagros”, un barco mercante español conocido como “El Matancero” que naufragó el 22 de febrero de 1741.

En 1958, don Pablo crea el Club de Exploraciones y Deportes Acuáticos de México (CEDAM) y promueve en la zona el primer turismo de aventuras, a través de artículos en periódicos estadounidenses y en publicaciones en inglés como su libro “Bajo las aguas de México”. Además –según comenta el piloto Luis Alonso Rivas– crea una línea de taxi aéreo llamada Aerosafari con base en Cozumel y con excursiones a Chichén Itzá y a la pista del Matancero (Akumal), el lugar que a él le interesaba difundir.

3.- En la década de los 50 aparecen en la “Isla de las Golondrinas” un par de norteamericanos que no tienen nada que ver el uno con el otro, pero ambos promocionan Cozumel. El primero es un destacado director de sinfónica de nombre Illya o Illiam Chamberlain que crea el primer centro nocturno cozumeleño, el “Mayalum”, y promueve el destino en Europa. El segundo es Robert F. Marx, un arqueólogo submarino, cazador de tesoros, mundialmente conocido como “Bob” Marx, quien con sus investigaciones y con sus libros también promueve a Quintana Roo.

4.- Se dice que Bob Marx es quien introduce a Cozumel el primer equipo de buceo deportivo. Trabaja con un grupo de jóvenes cozumeleños entre quienes destaca Ramón Zapata Novelo y a quien –junto con Juan Marrufo– se le atribuye en 1960 el nacimiento de Aquasafari, la primera empresa dedicada al alquiler de equipos de buceo. Más tarde habrían de operar otros empresarios nativos como Ramón González y Germán García.

Te puede interesar:   Ciudadanos mucho mejor representados

LA BENDITA CARRETERA

5.- Hacia 1953, radica en Isla Mujeres el licenciado José de Jesús Lima Gutiérrez, político jalisciense con grandes nexos en el círculo de poder. Es un hombre que conoce Quintana Roo desde años atrás por ser socio de la empresa Maderas del Trópico. Lima le apuesta al desarrollo turístico de Isla Mujeres y lo consigue.

Se comenta que influye en la decisión de hacer la carretera Valladolid–Puerto Juárez, tras solicitarla al secretario de Comunicaciones y Obras Públicas, Carlos Lazo Barreiro. ¿Verdad o fantasía?, lo cierto es que el secretario presenta al presidente Adolfo Ruiz Cortines un proyecto conocido como Circuito del Golfo y del Caribe entre Florida, Cuba y Yucatán; el plan no es turístico sino comercial y pretende interconectar –a través de ferrys– a la costa mexicana con el norte de Cuba y la Florida.

Bajo esta justificación se inicia la construcción de la carretera en 1954, pero un año después (5 de noviembre de 1955), fallece el arquitecto Lazo en un accidente aéreo. Con su muerte se cayó el Circuito del Golfo y del Caribe pero no la carretera a la que el sucesor Walter Cross Buchanan dio relativa continuidad.

6.- Aunque en pésimas condiciones, la nueva carretera trae consigo las primeras unidades de la Unión de Camioneros de Yucatán con pasajeros procedentes de Mérida y Valladolid. La primera terminal es el cruce entre las actuales avenidas López Portillo y Tulum, luego se tenía que caminar cuatro kilómetros hasta llegar a Puerto Juárez y prender una fogata para avisar a Isla Mujeres de su presencia. Para septiembre de 1955, la carretera ya remata en Puerto Juárez.

7.- Con sus embarcaciones, el empresario isleño Ausencio Magaña Rodríguez establece el primer puente marítimo comercial entre Puerto Juárez e Isla Mujeres. Así lo recuerda su hijo Raúl Magaña Carrillo: “Cuando se abrió la carretera empezamos a cruzar a la gente con un barquito de 10 pasajeros que se llamaba el ‘Ariel’. Conforme se fue incrementando el pasaje compramos la ‘Rosa Elena’, para 25 o 30 pasajeros, pero se fue haciendo insuficiente y entonces cancelamos los viajes de carga que hacíamos a Progreso y a Chicxulub con la ‘Carmita’ –la mayor embarcación– y la pusimos a traer gente, ya con 50 pasajeros”.

8.- El éxito de la carretera Valladolid–Puerto Juárez hace que en Isla Mujeres abra sus puertas el hotel Posada del Mar, con cuatro habitaciones y un restaurante que recibe a los primeros turistas que vienen de Mérida.

9.- Aparecen pequeños hoteles en Puerto Juárez: El hotel María Isabel, propiedad del empresario Gonzalo Cantón, administrador de la naciente terminal de autobuses lo mismo que la de Valladolid. También surge el hotel Los Faroles, de José Moreno Hernández.

Te puede interesar:   “Una luz” en la oscuridad

10.- En Cozumel, el empresario Nassim Joaquín Ibarra logra del gobierno del Territorio la concesión del hotel “Playa” (1956), el antiguo proyecto cardenista, éste lo remodela y da continuidad. Además Nassim, que era socio de la línea aérea TAMSA, ahora lo es de su nuevo propietario (1958): Compañía Mexicana de Aviación.

¿Coincidencias?

Para finalizar, hemos de señalar que parte medular del “boom” turístico que empieza a florecer en Quintana Roo obedece al triunfo de la revolución cubana del 1 de enero de 1959. Al triunfo de los barbudos, Cuba cierra sus fronteras al mercado norteamericano y cientos de turistas estadounidenses buscan nuevas opciones para vacacionar, entre ellas nuestra entidad.

Y lo que son las increíbles coincidencias, la victoria de los rebeldes cubanos que benefició tan abiertamente al desarrollo turístico de Quintana Roo fue apoyada y patrocinada en buena parte por el general Lázaro Cárdenas (expresidente de México) quien, entre otras cosas, le pidió al licenciado José de Jesús Lima Gutiérrez –su contacto en Isla Mujeres– apoyar a los antillanos.

Además, la pista militar de Cozumel que aceptó a regañadientes en 1940, se convirtió desde 1960 en el primer Aeropuerto Internacional de Quintana Roo, con enlaces a Miami, Estados Unidos. Prefiérase manejar el término “coincidencia”, porque de no haber así, debió ser un plan maquiavélicamente perfecto.

LÍNEA DE TIEMPO

1949
La revista estadounidense “Holiday” publica un reportaje sobre Cozumel. Meses más tarde llegan ocho pasajeros de aquel país en busca de las maravillas que describió la publicación.

1950
Se establece en Akumal Pablo Bush Romero, accionista automotriz quien años más tarde descubre en el fondo del mar el barco español “El Matancero”, que naufragó en 1741.

1953
Radica en Isla Mujeres José de Jesús Lima Gutiérrez, político jalisciense con grandes nexos en el círculo de poder, quien influye en la decisión de hacer la carretera Valladolid–Puerto Juárez.

1955
Se completa la carretera Valladolid-Puerto Juárez, que tuvo su terminal en la zona donde hoy se encuentran las avenidas José López Portillo y Tulum, mejor conocida como “El Crucero”.

1956
En Cozumel, el empresario Nassim Joaquín Ibarra logra del gobierno del Territorio la concesión del hotel “Playa”, el antiguo proyecto cardenista, éste lo remodela y da continuidad.

1958
Pablo Bush crea el Club de Exploraciones y Deportes Acuáticos de México (CEDAM) y promueve en la zona el primer turismo de aventuras a través de artículos diversos medios.

1960
Nace en Cozumel Aquasafari, la primera empresa dedicada al alquiler de equipos de buceo.

Compartir