Por Kermith Zapata
Cozumel, Q.Roo.- Desconcierto entre los habitantes de la isla de Cozumel se presenta por la desorganización que impera para la celebración de las tradicionales fiestas de El Cedral, ya que el Ayuntamiento anuncia actividades alternas en el parque “Benito Juárez”, con el argumento de la celebración de los 500 años de la primera misa católica en el territorio mexicano realizada en la entonces llamada isla de Cuzamil, con lo cual se opacaran las fiestas en honor a la Santa Cruz de Sabán que se realiza desde hace más de 150 años en el poblado, aunado al nulo apoyo de la administración municipal que encabeza Perla Tun Pech.
Por lo tanto, no vendrán a esta festividad miles de quintanarroenses y yucatecos que anualmente visitan la Isla de las Golondrinas para las celebraciones religiosas, así como para estar presentes en corridas de toros, bailes populares, así como peleas de gallos y carreras de caballos.
De acuerdo con información proporcionada por un grupo de avecindados en el Cedral, el gobernador del estado, Carlos Joaquín González, le informó al presidente del comisariado del Ejido Villa Cozumel, Gabriel Yam Chan que se encargaría de financiar las corridas de toros, bailes y otras actividades y los ejidatarios se ocuparían del aspecto religioso, pero el dirigente se negó a aceptarlo, ya que estaba interesado en obtener millonarias ganancias por estas festividades, sobre todo, cuando se encuentra en el último año de su gestión, por lo tanto, las tradicionales fiestas en honor a la Santa Cruz de Sabán, serán las peores de toda la historia de la isla de Cozumel.

Compartir