CDMX.- La rivalidad entre Donald Trump y Hillary Clinton es una faceta conocida en la política estadounidense y se vivió prácticamente todos los días durante la última campaña electoral en dicho país, durante la cual la demócrata incluso practicó para evitar un abrazo del ahora presidente.

En su cuenta de Twitter, Philippe Reines, un ayudante de la excandidata demócrata, compartió el momento en que Clinton intenta evadir a una persona que interpreta a Trump previo al primer debate presidenciales, en septiembre de 2016.

La actuación se ganó la risa de su equipo de campaña y contrasta enormemente con la seriedad y compostura con la que se condujo durante toda la contienda electoral.