Didier Chan
Tizimín, Yucatán.- La mañana de ayer jueves fue encontrado sin vida un cuerpo de un hombre en estado de putrefacción.

El hallazgo lo realizó un empleado del rancho “San Enrique “ubicado en el periférico Merida- Valladolid.

Según el empleado se encontraba colocando poste a 500 metros hacia los límites del rancho cuando descubrió el cadáver colgado de una soga en la rama de un árbol.

En el lugar se presentaron agentes de la Policía Municipal y Estatal quienes acordonaron el sitio, el Servicio Médico Forense se encargó de levantar el cuerpo y trasladarlo al Semefo para la necropsia de rigor.

Según se informó, el cuerpo encontrado coincide con las características de Isidro López Torres, de 67 años de edad, quien fue reportado como desaparecido desde el pasado 30 de julio.

Compartir