Por Sandra Rodriguez
CANCÚN, Q. Roo.- La Organización de los Estados Americanos no llegó a ningún acuerdo en relación con la situación político-social que se vive en Venezuela.
Luego de una larga sesión que derivó en una votación de los países miembros, no lograron definir una postura que apoye o no la intervención de la OEA tras el llamado que hiciera el presidente Nicolás Maduro a convocar a una Asamblea Nacional Constituyente.
Tras dos rondas de votación de los miembros, la OEA se dividió en dos grupos: el primero apoya la decisión del gobierno venezolano de crear una nueva Constitución; el segundo se opone rotundamente al hecho.
Por parte de México el canciller Luis Videgaray, dijo que es necesario que se retome el camino de la democracia y que la OEA sea un espacio diplomático y respetuoso de diálogo. Propuso suspender la sesión para continuar debatiendo sobre el particular. El secretario refrendaría al término de su participación en la mesa que la democracia representativa es la única forma de gobierno válida en el continente.

Compartir