CDMX.- A Luis Miguel le está lloviendo sobre mojado. Ahora la disquera Warner México lo demandó por una supuesta deuda de casi cuatro millones de dólares.

El programa Suelta la sopa, de Telemundo, mostró documentos de la demanda en la que su sello discográfico le pide el reembolso de tres millones 650 mil dólares, que le prestó en 2014.

Aunque no se sabe las razones por las que Luis Miguel entró en esa deuda, lo cierto es que el cantante no la liquidó y por eso el año pasado tuvo que renegociar la fecha en que devolvería esa suma a su disquera, presentando incluso una confesión firmada ante un tribunal de New York.

Sin embargo, el Sol habría “brillado por su ausencia” en este pago, por lo que la demanda se trasladó a una corte de Los Ángeles, en donde él estaría residiendo. Según el programa, “los papeles muestran que lo andan buscando para recuperar el dinero” en la misma exclusiva residencia cuyos dueños, por cierto, también lo están demandando porque se ha retrasado en el arriendo.

Últimamente, el intérprete de “Por debajo de la mesa” y “Ahora te puedes marchar” ha sido demandado por varias personas que van desde su exmanager William Brockhaus, hasta el paparazzi Tony Echavarría y el cantante Alejandro Fernández.