Por Alejandra Vázquez

Cancún, Q. Roo.- Ante la balacera y los cuerpos embolsados de la semana pasada en la zona hotelera de Cancún, el obispo de la Prelatura Cancún – Chetumal, Pedro Pablo Elizondo, pide a la ciudadanía no sembrar más pánico, mantener la calma y no vivir con los hechos del pasado, sino seguir adelante.

Dijo que es momento de que cada uno haga su papel, la sociedad seguir adelante sin entrar en pánico y el gobierno debe de invertir millones en una seguridad eficaz como lo han hecho en otro países como Colombia, aseguró que ya es tiempo de regresar la paz a este destino turístico, que tiene los recursos para recobrar la tranquilidad que tenía.