Por Aurora Escobedo

Mérida, Yuc.- En Mérida de los 892 mil 363 habitantes, 293 mil 604 tienen diabetes diagnosticada; es decir el 14%, que corresponde a la media nacional según datos recientes de 2016 del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI).
Ante este panorama las autoridades municipales de Mérida pusieron en marcha en 2015 el proyecto de lo que ahora es el Centro Municipal de Atención Nutricional y Diabetes (Cenamud). Leticia Mena, coordinadora de los Programas de Educación Alimentaria y Diabetes de este centro, explicó lo anterior y dijo que el objetivo de su labor es informar y prevenir el aumento latente de esta enfermedad degenerativa en la localidad.
Explicó que en este centro se atienden a bebés desde 0 a 18 meses hasta personas adultas en varios programas; consta de consultorios para asesorar sobre nutrición y obesidad, lactario y un comedor integral en colaboración con el Sistema DIF Municipal donde atienden a personas de bajos recursos con menús adaptados, es decir dependiendo de su edad y estado de salud.
El centro tiene varios programas, entre ellos uno de educación sobre diabetes, el programa de desayunos escolares también en conjunción con el DIF y un “Mercadito”, programa itinerante que llevan a las escuelas que lo soliciten para enseñar de forma lúdica a los pequeños a tener una buena alimentación.
Y aunque la labor se enfoca mucho en los niños para prevenir el aumento de esta enfermedad y de la obesidad a largo plazo, también desempeñan un programa de Capacitación y otro de Control de la diabetes.
En el primero, especialistas van a las empresas que lo soliciten a informar y capacitar a los trabajadores sobre cómo pueden tener una alimentación sana pese a su tipo de trabajo y horarios, lo cual, según Leticia “ha tenido muy buena respuesta por parte de las empresas, entre ellas están Bepensa Coca-Cola y Dondé, además de institutos como el INEGI en donde incluso nos han pedido que regresemos, primero las pláticas fueron para sus trabajadores a nivel estatal y después regional”.
Por último, la coordinadora exhortó a la ciudadanía para asistir a lugares como este, donde pueden aprender cómo alimentarse mejor, prevenir o controlar de la mejor manera posible la diabetes, si es que ya la tienen y tener así un mejor rendimiento en su trabajo y una vida más feliz.

Compartir