Por Juan Ojeda
José María Morelos, Q. Roo.- Los retos que enfrentan jóvenes indígenas que aspiran a cursar una carrera profesional son complicados, no sólo tienen enfrente las dificultades económicas que seguramente serán un gran obstáculo, sino también la marginación y exclusión de que muchas de las veces son víctimas.
La subsecretaria de la Secretaría de Desarrollo Social e Indígena (Sedesi), Candelaria Raygoza Alcocer, recordó una anécdota proyectada en un reciente evento, donde se refería que de toda una generación que egresó del bachillerato en una comunidad indígena de Felipe Carrillo Puerto, tan sólo un joven fue a la universidad, pero al confrontar una realidad adversa, su primer deseo era volver a su terruño.

Subrayó que esto no es ficción, sino una lacerante realidad que a ella le ha tocado constatar cuando han realizado algunos talleres, de ahí la necesidad de promover acciones de concientización a quienes se sienten ajenos a la cultura indígena.
La funcionaria puntualizó que los jóvenes que proceden de comunidades mayas, enfrentan mayores retos por lo cual se les debe arropar, se les debe entender y comprender y esa es una tarea en la que sociedad y gobierno deben unir esfuerzos para incrementar el número de muchachos que logran culminar con éxito una carrera profesional.