CIUDAD DEL VATICANO.- El cardenal Dionigi Tettamanzi, visto en el pasado como un posible aspirante a Papa, falleció el sábado a los 83 años, informó la diócesis de Milán en su página de internet.

Tettamanzi se convirtió en arzobispo de Génova en 1995 y en 2002 de Milán, una de las diócesis más grandes del mundo con unos 5 millones de fieles y mil parroquias.

En 1998 fue designado cardenal.
Ha desaparecido una figura clave de la historia social y religiosa de Milán”, dijo el alcalde de la ciudad, Giuseppe Sala, en una nota.

Te puede interesar:   Encuentran agujero negro que expulsa partículas en lugar de atraer

El papa Francisco escribió al arzobispo saliente de Milán, Angelo Scola, y a su sucesor, Mario Delpini, para mostrar sus condolencias por el deceso de uno de los prelados “más queridos y adorados” de la diócesis de Milán.

Prolífico escritor, Tettamanzi ayudó a Juan Pablo II a redactar algunas de sus encíclicas y algunos expertos lo señalaron como potencial candidato a suceder al pontífice polaco cuando murió en 2005.

Pero era poco conocido fuera de Italia y los cardenales escogieron en su lugar a Josef Ratzinger.

Mientras era arzobispo de Génova, Tettamanzi defendió a los manifestantes antiglobalización durante la cumbre del G-8 en 2001.

Un solo niño africano enfermo de sida cuenta más que todo el universo”, dijo en aquel momento.

Compartir