Por Kermith Zapata
Cozumel, Q. Roo.-Comerciantes del centro histórico de Cozumel están preocupados por la ola de robos a negocios que se están presentando en las últimas semanas en las calles aledañas al parque “Benito Juárez”, ya que durante la madrugada del pasado miércoles cuatro establecimientos fueron abiertos ante la falta de rondines por parte la Policía Municipal y la oscuridad que priva en la zona, por lo tanto, han reforzado la seguridad de sus negocios, al colocar candados más seguros, adquirirán cámaras y otro equipo para proteger sus mercancías.
Antonio Hernández, dueño de una platería y tienda de artesanías ubicada sobre la Quinta Avenida y avenida Adolfo Rosado Salas, explicó que son numerosos los establecimientos en la zona que prácticamente quedan a merced de la delincuencia organizada, ya que después de las once de la noche ninguna patrulla pasa por la zona y mucho menos hay elementos pedestres o en bicicleta, ya que la Policía Turística se retira a las ocho de la noche del centro histórico.
El empresario guerrerense precisó que en la zona hay numerosos negocios que dejan de operar cuando se retiran los cozumeleños y turistas que acuden a presenciar el espectáculo de las fuentes danzantes, por lo tanto, al quedar solas las calles optan por bajar sus cortinas, de tal manera que después de la media noche los ladrones pueden operar sin ningún problema llevándose el patrimonio de los comerciantes.