Por Mario Vázquez

Temozón, YUC.- Aunque se perdió, lo importante del primer partido de pretemporada es que se logró el objetivo de comenzar a meter en ritmo a los peloteros, luego de 10 días de intensos trabajos físicos que incluyeron sesiones en la playa, consideró el manager de los Tigres de Quintana Roo, Roberto “Chapo” Vizcarra.

Reconoció que el resultado no lo deja nada contento ya que a todos les gusta ganar, pero en este caso fue muy importante ver el desempeño de los jugadores que defendieron la casaca de los Tigres, principalmente a los jugadores novatos.

“Es el primer juego, hay que tomarlo positivo; lo que se necesita es que los muchachos agarren ritmo, sobre todo a la hora de batear y asimilar las altas temperaturas que se tienen. Hoy se hubo mucho calor”, remarcó.

Leones de Yucatán superó 10-1 a los Tigres de Quintana Roo en duelo celebrado en el parque de pelota Víctor Cervera Pacheco, de Temozón.

Al referirse al serpentinero Jorge Delgado, que enfrentó a dos rivales y realizó menos de 10 lanzamientos, antes de abandonar el partido recibió un fuerte pelotazo a la altura de la rodilla izquierda, dijo que lo revisó el masajista y también lo hará el médico del equipo.

“A pesar de lo aparatoso del momento, afortunadamente sólo fue el golpe”, manifestó.

Asimismo, indicó que los jugadores seguirán entrenando y haciendo su trabajo para mostrar mejoría en los próximos compromisos. “A pesar de que hoy nos hicieron muchas carreras, los muchachos se vieron bien y los serpentineros estuvieron metiendo la pelota en la zona de strike”, precisó.

De las 10 carreras que recibieron los Tigres, siete llegaron por tres jonrones que pegaron los Leones de Yucatán.

Señaló que el tropiezo de Temozón tiene que quedar atrás. “Ahora estamos trabajando para enfrentar nuevamente a los Leones en Tizimín, y las cosas tienen que ser diferentes”, concluyó.

Compartir