CDMX.- El Grupo Parlamentario del Partido Verde en la Cámara de Diputados promovió una iniciativa para regular el uso y entrega de popotes en los establecimientos comerciales y de servicios, toda vez que tienen un tiempo de vida muy corto y al ser desechados pueden llegar a los ríos, drenajes y océanos contaminando estos cuerpos de agua y poniendo en riesgo la vida de las especies.
En el marco de la Comisión Permanente, el coordinador de la bancada ecologista, Jesús Sesma Suárez, señaló que se estima que un restaurante desecha aproximadamente 45 mil popotes al año y que una persona podría llegar a consumir alrededor de 38 mil popotes durante su vida, mismos que permanecen durante años en depósitos, además, no son reciclables y tienen una vida útil muy corta.
Afirmó que, la producción mundial de residuos plásticos se ha incrementado exponencialmente en los últimos años. Se estima que los residuos de plástico representan alrededor del 80 por ciento de todos los desechos marinos, situación que pone en evidencia el acelerado crecimiento de esta problemática a nivel mundial, como lo indican las cifras de la Comisión Global de Océanos.
Por ello, Sesma Suárez señaló que se propone modificar la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos a fin de establecer la regulación y el manejo integral de residuos plásticos generados en los establecimientos comerciales o de servicios, con especial atención a los popotes como un residuo de alto impacto, estableciendo la prohibición de la entrega de popotes de plástico en establecimientos de comida y bebida.
Nuestra propuesta regulatoria es desincentivar el uso de popotes plásticos a fin de proteger nuestro medio ambiente; el Partido Verde está comprometido con la protección y cuidado del entorno y son temas han sido parte de nuestra agenda y continuaremos impulsando propuestas para proteger el bienestar de las futuras generaciones”, concluyó.

Compartir