Por Mario Vázquez

Nicolás Bravo, Q. Roo.-Por primera ocasión, la afición de la comunidad de Nicolás Bravo, en el Sur de Quintana Roo, pudo disfrutar un juego de exhibición de Liga Mexicana de Béisbol (LMB), donde los Tigres de Quintana Roo derrotaron 7-2 a los Piratas de Campeche.

Con el juego empatado a dos carreras, Eduardo Mendivil detonó su segundo homerun en tres días, este solitario para que los quintanarroenses tomaran ventaja de 3-2, misma que ya no iban a perder y al contrario, iban a aumentar hasta el score final.

Pablo Ortega abrió el juego por los Tigres, siendo atacado por los campechanos con carreras solitarias en las dos primeras entradas, gracias a bombazos de Paul León y José Luis Sesna.

El parque “Inocencio Gómez” resultó un paraíso para los bateadores, toda vez que los felinos se metieron al juego con panorámico bombazo de Greg Golson en el tercer acto, mientras que la igualada se consumó en la quinta tanda con otro swing de cuatro estaciones, ahora de Mario Vega.

Después llegó el tablazo definitivo de Mendivil en la séptima, antes de que los Tigres dieran cuatro zarpazos en el octavo rollo.

El “Maestro” Ortega inició por los locales con tres innings, recibió tres hits, dos carreras y recetó dos ponches, con relevos de Raúl Barrón y José Meraz, con una entrada cada uno; luego escaló la lomita Juan Macías que fue el ganador con par de episodios, un hit y un ponche, cerrando Alberto Leyva la octava y Claudio Márquez la novena.
Los Tigres han jugado siete juegos de pretemporada con cinco éxitos y dos derrotas.

Compartir