CDMX.- Autoridades de Estados Unidos y México acordaron que el exgobernador de Tamaulipas, Tomas Yarrington, sea entregado a las autoridades estadunidenses, y una vez que sea juzgado en ese país, será entregado al gobierno mexicano.

A través de un comunicado, el Departamento de Justicia de Estados Unidos informó que la extradición fue acordada por los procuradores Jeff Sessions y Raúl Cervantes Andrade, titular de la Procuraduría General de la República (PGR).

“Estados Unidos y México han acordado que, tras la conclusión de la acusación de Estados Unidos de Yarrington, y en una determinación de extraditabilidad de conformidad con el tratado de extradición entre Estados Unidos y México, que será entregado temporalmente a México para que pueda ser llevado a la justicia de los delitos que se le imputan allí”, dicta el documento.

La decisión fue tomada tras un análisis de las pruebas y posibles sanciones que enfrenta Yarrington en Estados Unidos, y según las solicitudes de extradición en virtud del artículo 13 del Tratado de Extradición entre Italia y México, y en el artículo 15 de la extradición Tratado entre Italia y Estados Unidos.

“Los gobiernos de Estados Unidos y México han acordado que, en caso de una decisión favorable por parte de las autoridades judiciales italianas con respecto a ambos los Estados Unidos y las solicitudes de extradición de México, así como una decisión favorable sobre ambas solicitudes por el Ministro de Justicia italiano, los Estados Unidos y los gobiernos mexicanos han puesto de acuerdo para solicitar que el ministro italiano de Justicia concede prioridad a la solicitud de los Estados Unidos”, precisa el comunicado.

Según el Departamento de Justicia de Estados Unidos, la detención del exgobernador Tomas Yarrington Ruvalcaba, el 9 de abril de 2017, en Florencia, Italia, fue el resultado de la cooperación entre las autoridades del orden público mexicano, italiano y estadounidense.

Yarrington enfrenta cargos graves, tanto en Estados Unidos y México, que se deriven de los actos delictivos presuntamente cometidos en ambos países durante el mandato de Yarrington como gobernador del Estado de Tamaulipas 1999-2004”, menciona el documento.

Compartir