Por Susana Pérez
Cancún

Debido a que el problema de la prostitución se ha incrementado en la supermanzana 66, el regidor, Ramón Valdivieso reconoció que tendrán que pedirle cuentas al director de gobierno, Tomás Contreras.
Y es que señala que el problema de la prostitución sólo cambió de lugar al pasar de la supermanzana 63 a la 66, en donde incluso se han visto a los elementos de seguridad con sus unidades detenidas en la mencionada supermanzana.
El concejal indicó que fue su plan de gobierno de Tomás Contreras acabar con la prostitución en la 63 y sí se acabó, pero ahora está en la 66 , por lo que sino da resultados pedirán su destitución.

Compartir