Por Juan Ojeda
José María Morelos, Q. Roo.- Despachos proyectistas han resultado ser un completo abuso para los campesinos de José María Morelos, quienes en confianza y esmero por aterrizar recursos e impulsar al agro, terminan “vendiendo” los proyectos, cobran por adelantado y finalmente si llega o no el recurso, ellos argumentan trabas o percepciones dobles que terminan afectando a los productores.
El director de Desarrollo Agropecuario, Donato Canul Tut, reconoció este inminente problema en la zona maya, donde proyectos vinculados a la sandía, de traspatio, mecanizado y otros tipos, son los más demandados por las agrupaciones de campesinos que en ocasiones terminan siendo timadas.
Indicó que los propios campesinos deben ser estrictamente atentos a estos abusos, porque de nada sirve invertir más de 10 mil pesos en un despacho si finalmente no logran aterrizar los proyectos o en caso contrario, tener que cederles un porcentaje más bajo otro argumento.
Hizo ver que deberían existir apoderados legales gratuitos en el municipio que puedan apoyar a los campesinos, sobre todo, porque muchos abusan al desconocer cuestiones administrativas e incluso lectura de documentos que los comprometen a pagos exorbitantes cuando aterrizan los proyectos productivos.

Compartir