Pior Edmundo Hernández.
Mérida, Yucatán. 21 de Junio del 2013.

Acusada del delito de fraude, María Esther Sánchez Medina fue detenida por agentes de la Policía Ministerial, en cumplimiento de la orden de aprehensión 515/2013 con fecha de resolución del 18 de abril de este año, otorgada por el Juez Octavo Penal tras la denuncia interpuesta por Amado Canul Tun.

Obra en las indagatorias que la ahora detenida le vendió un vehículo al denunciante por la cantidad de 95 mil pesos, pero luego de entregarle el automóvil y recibir los pagos mensuales correspondientes, alegó que Canul Tun le quedó a deber dinero y le quitó el vehículo.

Los hechos se suscitaron el 15 de noviembre del 2006 en la población de Acanceh, cuando la mujer le ofreció al sujeto la camioneta de la marca Mazda, tipo Pick Up, con placas de circulación YN-3462, por la cual el afectado dio la cantidad inicial de 20 mil pesos y el resto sería pagado con abonos mensuales de tres mil pesos.

Desde un principio la inculpada firmó 25 pagarés que avalaban los pagos mensuales del comprador y conforme éste comenzó a efectuar sus pagos fue recibiendo el documento correspondiente que amparaba su abono.

De acuerdo con la denuncia, el afectado recibió la camioneta y, en un principio, los pagarés correspondientes luego de cada aportación, pero al llegar el noveno mes la mujer no le entregó su recibo argumentando que se le había perdido y que posteriormente se lo daba, misma situación que se repitió con ocho documentos más.

Debido a la confianza, el comprador continuó con sus pagos y al finalizar los últimos dos, la indiciada le dijo que la camioneta ya estaba liquidada y que le entregaría los documentos correspondientes para que pudiera efectuar el cambio de propietario, a su vez que le entregaría los pagarés que le había quedado a deber.

Sin embargo, el 16 de diciembre del 2008, Sánchez Medina se presentó junto con dos sujetos al domicilio de la víctima, ubicado en el municipio de Timucuy, y argumentó que le debía nueve pagos, de los cuales ella tenía los pagarés que lo avalaban, por lo que se llevó la camioneta, aprovechando que en ese momento la unidad tenía las llaves puestas, ya que el denunciante se encontraba llegando a su casa.

El afectado denunció los hechos y mediante la orden de aprehensión en su contra, Sánchez Medina fue detenida en la calle 22 por 25 de Acanceh para posteriormente ser remitida al Cereso a disposición del Juez que lleva el caso.

Compartir