Por Ovidio López
Isla Mujeres

La Dirección de Educación municipal se sumará a partir del próximo lunes a la vigilancia para evitar la comercialización de alimentos chatarra afuera de los planteles educativos para promover el hábito de comida sana entre los escolares, como ya lo hace adentro un plantel en Isla Mujeres.
Jacinto Ríos Nájera, director de Educación en la ínsula, dijo que habrá supervisión a partir del próximo lunes para evitar que se vendan alimentos de poca concentración nutricional en las entradas de los inmuebles y con esto combatir la obesidad infantil.
Por lo pronto, dijo, se prohibirá a los vendedores ambulantes que se instalen afuera de los colegios, e incluso, se tienen previstas sanciones administrativos que podrían llegar hasta la prisión en caso de que los comerciantes se vean renuentes a acatar la disposición.
Por último Ríos Nájera destacó la necesidad de trabajar en conjunto, autoridades y padres de familia, para resolver este problema de salud público, “es necesario tener consciencia de las consecuencias que conlleva a los niños consumir comida chatarra”.

Compartir