Por Antonio Ortiz

Cancún, Q. Roo.- Con tal de que no resulten afectados los usuarios del transporte público en Cancún, en caso de que los operadores de Turicun decidan hacer un paro de labores o irse a huelga, el regidor Noel Pinacho Santos, presidente de la Comisión de Desarrollo Urbano del municipio Benito Juárez, dijo que se le solicitará a los dueños de la empresa concesionaria asumir su compromiso de ofrecer el servicio; luego de que así lo hicieron cuando lograron meses atrás vía el amparo el incremento tarifario de un peso cincuenta centavos más.

Aceptó que de darse una interrupción en el servicio de transporte, miles de usuarios se verán afectados para ir a trabajar y a la escuela.

Dejó en claro que el municipio Benito Juárez respetará la autonomía sindical; pero espera que tanto los trabajadores como la parte patronal de manera anticipada se pongan de acuerdo para el pago de sus prestaciones y no afecten a terceros.

Dijo que Turicún tiene alrededor de 350 unidades para una capacidad de 40 usuarios sentados.

Por otra parte, el regidor Noel Pinacho informó que en la próxima Sesión de Cabildo se podría aprobar el Reglamento de Movilidad Urbana Sostenible, dada la urgencia que se tiene para Cancún.

Aunque aceptó que apenas el nuevo director municipal del Implan le entregará a los integrantes del Cabildo su propuesta de planeación.

Por lo que los propietarios de las cuatro empresas concesionarias de transporte público, junto con los de las camionetas colectivas, tendrán que reestructurar sus rutas, pues en el plan se incluirá la creación de pares viales, el cambio de circulación de importantes avenidas para reducir el tráfico, entre muchos proyectos más.

Compartir