Ciudad de México (RT/SinEmbargo).- Un aficionado saltó al campo de juego durante el encuentro de la segunda ronda de la fase de grupos de la Liga de Campeones, disputado entre los clubes de fútbol Sporting de Lisboa y el catalán Barcelona, para expresar de una manera peculiar su admiración al astro argentino Lionel Messi.

El joven corrió hacia el futbolista. Al alcanzarlo, ambos se abrazaron y hablaron de algo, después de lo cual el aficionado se inclinó, besó la bota del delantero y salió de la cancha acompañado por un guardia.

El partido terminó con la victoria del Barça y marcador de 0:1.

Compartir