POR RICARDO VILLASEÑOR
CANCÚN

El mediocampista mexicano Andrés Guardado, comenzó la semana con entrenamiento al margen del grupo del Deportivo La Coruña y por ello se vislumbra complicado que pueda jugar en la Copa del Rey.

Lo anterior debido a que el jalisciense continúa con su trabajo de rehabilitación de una lesión en la pierna izquierda, misma que le impidió jugar ayer frente al Athletic de Bilbao.

Además del Principito, el director técnico de los Blanquiazules, Miguel Angel Lotina, no pudo contar tampoco con el delantero Iván Sánchez Riki y el volante Miguel Arroyo Michel, quienes también se encuentran en readaptación por molestias musculares, por lo que se ejercitaron por separado.
El único jugador que no se presentó en la Ciudad Deportiva de Abegondo fue Rubén Pérez, por padecer fiebre alta.

Se espera que Andrés Guardado, poco a poco deje atrás sus molestias para que regrese a los terreno de juego, por lo pronto todo parece indicar que no estará disponible para el duelo de “vuelta” de los octavos de final de la Copa del Rey, frente al Córdoba (1-1).

El volante mexicano, Miguel Arroyo Michel debido a las lesiones, no ha podido debutar en el torneo copero de la actual temporada, algo que podría no darse si el Deportivo La Coruña, es eliminado el miércoles.

El conjunto gallego se medirá al Barcelona en lo que será el duelo de la fecha 18 de la Liga de España, conforme vaya su recuperación a lo largo de la semana, se decidirá si Guardado estará disponible para el atractivo choque.

Compartir