POR JOSÉ SÁNCHEZ
COZUMEL

La delegada federal de la Secretaría de Desarrollo Social, Sedesol en Quintana Roo, Mercedes Hernández Rojas, lamentó los acontecimientos recientes registrados en una estancia infantil, que aclaró, desde el año pasado dejó de pertenecer a la red de estancias Sedesol, precisamente por quejas de algunos padres de familia.

Hernández Rojas refirió que el problema es de normativa, y dio la recomendación que desde que se solicita permiso para funcionar al Ayuntamiento se debe realizar una revisión exhaustiva.

“Cuando sacan su licencia de funcionamiento en el propio Ayuntamiento, yo recomendaría que desde ahí se generara una normatividad pertinente para dar garantía a la seguridad de los chicos. Se abren estancias, pero también hay otras que se dan de baja…es una situación que es real. Entonces, considero que desde el momento de sacar la licencia que cumpla con los requisitos que corresponde”

Finalmente la delegada de Sedesol en la entidad, negó que no exista coordinación entre la dependencia federal y el Ayuntamiento, como han mencionado algunos funcionarios locales, y detalló que en el caso de la estancia Casita de Monserrat, ella personalmente mandó información al buzón de Lilia Mendoza, secretaria general de este municipio, en el que le dio a conocer que esta estancia no pertenecía a la Sedesol desde el año pasado.

Compartir