Por Edmundo Hernández.
Mérida, Yucatán. 12 de Diciembre del 2013.

El Gobernador Rolando Zapata Bello y el rector de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), Alfredo Dájer Abimerhi, anunciaron recursos extraordinarios por 110 millones de pesos para cubrir el pago de aguinaldos y otras prestaciones a más de cuatro mil trabajadores de la máxima casa de estudios del estado.

Al hacer esta declaración de manera conjunta, el mandatario y el directivo informaron que dichos fondos fueron autorizados por la federación tras una serie de gestiones firmes y decididas que el Gobierno del Estado realizó para que la UADY pueda cumplir con los compromisos presupuestales del cierre de año.

Acompañado del secretario de Educación estatal, Raúl Godoy Montañez, el titular del Poder Ejecutivo aseguró que en el proceso de gestión ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), el prestigio de la UADY resultó fundamental para que el Gobierno federal autorizara el envío de esa partida extraordinaria, que llegará este jueves para cubrir el pago de aguinaldos en la primera quincena de diciembre.

“Quiero informarles que el Ejecutivo estatal ya suscribió el convenio con la federación para realizar la trasferencia de recursos, que garantizan a la comunidad universitaria que la máxima casa de estudios cerrará el año en condiciones de normalidad financiera”, afirmó.

En su turno, Dájer Abimerhi reconoció el trabajo que el Gobierno del Estado realizó ante diversas instancias federales para garantizar que la UADY continúe siendo una institución con finanzas sanas y comprometida con sus trabajadores.

“La máxima casa de estudios siempre se ha sentido respaldada por esta administración estatal, agradecemos el apoyo decidido que nos dio desde un principio, acompañándonos en todas las gestiones, sobre todo porque estamos por concluir el ejercicio fiscal”, expresó.

En evento celebrado en el Salón de los Retratos de la sede del Poder Ejecutivo, el directivo recordó que hasta el mes de julio el déficit de la Universidad era de 131 millones de pesos, sin embargo tras la implementación de diversas medidas de austeridad se logró reducir a 110 millones de pesos.

“La Universidad ha tenido un crecimiento muy acelerado en materia de infraestructura y matricula, lo que ha ocasionado nuevas necesidades que no estaban contempladas y fueron uno de los principales factores para que se diera un desajuste como éste, sin embargo, estamos trabajando y realizando nuevas gestiones para que en el 2014 no vuelva a suceder una situación similar”, remarcó.

Compartir