Por Joana Maldonado.

Chetumal, Quintana Roo a 11 de marzo del 2014.

La aparición de un segundo delfín muerto en la Bahía de Chetumal en menos de una semana, debe llamar la atención de las instancias involucradas en analizar los niveles de contaminación de la Bahía, toda vez que puede ser considerada como “inusual” la mortandad de vida acuática en la misma, pues recientemente también han sido encontrados cadáveres de manatíes sin que hasta ahora haya sido explicado su fallecimiento,  declaró La regidora panista del Ayuntamiento de Othón P. Blanco, Mayuli Latifa Martínez Simón.

La funcionaria señaló que éste es también un tema de salud pública, toda vez que los altos índices de contaminación de la Bahía puede ocasionar graves enfermedades gastrointestinales y de la piel, a las cientos de familias chetumaleñas que acuden a refrescarse en sus aguas cada fin de semana.

Resaltó que de acuerdo con los últimos datos proporcionados por el Colegio de la Frontera Sur, a lo largo de los casi 18 kilómetros de la Bahía de Chetumal, existen más de 200 puntos de descargas de aguas residuales, pertenecientes a oficinas federales, estales y municipales,  gasolineras, lavaderos de autos, estaciones de servicio mecánicos, así como viviendas particulares, y que a diario generan basura, eses, aceite, diésel, gasolina, mercurio, plomo y otros contaminantes.

 

 

Compartir