Por Juan Ojeda
José María Morelos, Q.Roo.- El cambio climático que provoca el calentamiento global, plagas, introducción de cultivos transgénicos y la especulación con el precio del producto está provocando que paulatinamente la apicultura sea abandonada y no resulta descabellado pensar que la actividad deje de practicarse.

En estos términos se expresó el apicultor Felipe Cab Puc, quien aseguró que el panorama para la apicultura es adverso y pronosticó que paulatinamente irá disminuyendo si no se hace algo urgentemente
Para explicar su razonamiento comparó el índice de colmenas que había hace dos décadas y cómo al paso del tiempo han ido disminuyendo.

Acotó que a la fecha difícilmente se contabilizarán en todo el municipio morelense unas cinco mil colmenas trabajadas por mil apicultores.

Expresó que diversos factores intervienen para disminuir la actividad, hacerla menos atractiva a los ojos de los campesinos.

De ahí que urgió amalgamar esfuerzos, sociedad-gobierno-productores para darle a la apicultura el realce que realmente merece.

Te puede interesar:   Piden áreas verdes para parque anunciado en Sabán

Puntualizó que cultivar abejas no es fácil pero cuando los productores alcanzan niveles óptimos de cosecha los intermediarios especulan para desplomar los precios, situación que también desestimula a los campesinos.

Dijo que actualmente sin subsidios y estímulos la actividad no es rentable por ello el precio del producto debe mejorar para que los campesinos se sientan atraídos a volver a cultivar abejas y recuperar los niveles de productividad que prevalecían hace un par de décadas.

Compartir