Por Enrique Huerta

Cancún, Q. Roo.- La Suprema Corte de Justicia de la Nación dictaminó que todos aquellos que no nacieron en Quintana Roo y que aspiren al cargo de gobernador, deberán tener al menos 10 años de residencia en la entidad.

Con ello, el máximo tribunal del país valida lo establecido como el artículo 80, fracción I, de la Constitución de Quintana Roo, que establece la temporalidad a los no nacidos en esa región del país.

La votación fue reñida, pues a aquellos ministros que consideraban como inconstitucional dicha disposición, les faltó un voto para derogar este precepto.

El ministro ponente, Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, explicó que el artículo es inconstitucional porque el constituyente local no justificó la imposición de esa década de residencia, y porque incluyó una distinción entre personas no nativas y personas hijos de padres o madres nacidos en la entidad para efectos de exigir años de residencia, diferenciación que no es reconocida por la Constitución Federal. Sin embargo, dichas consideraciones finalmente no prosperaron.

Compartir