POR JOANA MALDONADO
CHETUMAL

A propuesta de la diputada federal príista Lizbeth Gamboa Song, el Congreso de la Unión hizo un exhorto a la Secretaría de Seguridad Pública federal y a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), para que de manera coordinada con las autoridades estatales, se establezca un operativo permanente en el Aeropuerto Internacional de la ciudad de Cancún y se retiren las unidades irregulares que operan por medio de concesiones federales foráneas.

De acuerdo con el punto de acuerdo presentado, el turismo como la industria generadora de la tercera parte de la derrama económica nacional, es el sustento de muchas familias que con el paso del tiempo y el esfuerzo requerido han logrado las concesiones de transporte federal para operar en los aeropuertos y éstas han ido en aumento a discrecionalidad de la SCT, sobre todo en destinos como Cancún, que de hecho según datos de la propia dependencia federal, es la que cuenta con el mayor número de concesiones federales del orden turístico en todo el país.

“En dicha entidad federativa se ubican más del 33 por ciento del total nacional del parque vehicular con fines turístico: en el segmento de camionetas, en Quintana Roo se cuenta con tres mil 170 permisos de un total de nueve mil 435 concesiones otorgadas a nivel nacional y con tres mil 351 concesiones de vehículos de lujo para transporte turístico de un total nacional de diez mil 515″, cita el acuerdo.

El principal problema indica la diputada, es que en los estados con destinos turísticos reconocidos operan una gran cantidad de concesiones federales que han sido otorgadas para trabajar en otras ciudades y que aprovechándose ventajosamente de las bondades de destinos como Cancún y de la falta de candados en la Ley Federal de Transporte, trabajan de forma ilegal en estos destinos, conocidas dichas concesiones como piratas.

Claro ejemplo de ello, añade, son los comunicados emitidos por el gremio taxista de Cancún, Quintana Roo, el cual ha agradecido al Gobernador del Estado, Roberto Borge Angulo, la aplicación de la Ley de Transporte Estatal, a través de operativos de detección de transportistas federales irregulares que operan en la zona urbana y quienes captan pasaje en el Aeropuerto Internacional de dicho balneario.

Esta problemática, aparte de causar una pésima imagen para los vacacionistas, lesiona el bolsillo de muchas familias quintanarroenses y peor aún, pone en riesgo a nuestros visitantes.

” La Cámara de Diputados exhorta a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, a efecto de que se verifique la operación de los concesionarios que operan taxis turísticos irregularmente en el Estado de Quintana Roo, y en su caso se proceda a la revocación de las concesiones correspondientes, así como a la imposición de las sanciones que resulten aplicables”, se expide.

Compartir