POR SUSANA PÉREZ
CANCÚN

En el marco de la Cuadragésima Octava Sesión Extraordinaria de Cabildo se aprobó por unanimidad la cuenta pública del 2010, esto pese a que se tiene un déficit de unos 77 millones de pesos, lo que significa un dos por ciento respecto a los ingresos obtenidos en el ejercicio fiscal del 2010.

Se indicó que los ingresos no fueron los esperados y es que se tenían proyectado recaudar unos tres mil 613 millones de pesos y sólo se llegó a los tres mil 366 millones de pesos, por lo que no se consiguieron recaudar unos 246 millones de pesos son los que no se recaudaron.

El regidor, Eduardo Galaviz hizo observaciones de que de este déficit unos 67 millones de pesos y los gastos excesivos se hicieron en comunicación institucional, ya que los gastos mensuales eran de cinco millones de pesos y se incrementaron sólo en diciembre en diez millones de pesos.

Asimismo en esta sesión se aprobó con 15 votos a favor y una abstención de Martiniano Maldonado el nombramiento de Eduardo Bermúdez como síndico municipal, esto tras aprobarse la licencia de Javier Brito Rosellón.

Compartir