POR LESLIE GORDILLO
CANCÚN

Se trata de las obras que hicieron en la entrada a Puerto Juárez y en las que con las últimas lluvias quedo claro que no se uso el mejor de los materiales, pues ya se nota un gran deterioro en una buena parte de esta vialidad.

Lo que los trabajadores hacen ahora es quitar los más deteriorados, los vuelven a pegar, pero les agregan una sustancia parecida al chapopote, con lo que según dicen se evitara una afectación mayor.

Pero ya en principio son gastos extras, calles nuevamente afectadas y cuento de nunca acabar.

Compartir