Por Antonio Rivera

Bacalar, Q.Roo.- Dirigente del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) en Bacalar, Juan Pablo García fue denunciado ante la Fiscalía General del Estado con sede en Bacalar con el número de caso: FGE-QR-BAC-10-692-2017. Por los presuntos delitos de amenazas, robo, hostigamiento, allanamiento de morada, usurpación de funciones y lo que resulte.

Los hechos constitutivos de la denuncia fueron presentados el 19 de octubre, luego de que Juan Pablo García se presentó a las instalaciones del hotel “Laguna de Bacalar” para amenazar a la gerente del mencionado hotel; Matilde Caamal Pérez, acusándola de romper la estructura metálica de un anuncio que él, instaló sobre la carretera federal.

Según la afectada el dirigente del Partido Verde argumentó influencias en el municipio de Bacalar y por ello logró instalar un espectacular sobre la vía federal sin que cuente con los permisos federales, además de tapar la visibilidad de los anuncios que sí cuentan con los requisitos y que cumplen con los trámites y permisos correspondientes.

Y dicha estructura que colocó sobre la vía federal fue mal instalada, por ello con los vientos y lluvias de meses anteriores se vino abajo y culpó de su caída a la gerente.

Al llegar al hotel el dirigente del Verde en Bacalar; amenazó verbalmente a Matilde Caamal y le dijo que era influyente y que colaboraba con un diputados locales, además de responsabilizarla del derrumbamiento de su anuncio espectacular.

“Vas a pagar por eso, puedo hacer algo que vas a lamentar”, supuestamente fueron las palabras que lanzó dicho integrante del verde en ese ayuntamiento, comentó Caamal Pérez.

Ante estas amenazas; Matilde Caamal Pérez se comunicó vía celular con el abogado del hotel: Alfonso Gallardo Collado, comunicándoselo a Juan Pablo García, quien al terminar la llamada no entregó el celular y salió del hotel.

Pese a que se logró ubicarlo en su domicilio, el representante del Verde Ecologista en esa demarcación se negó a entregar el celular y una vez más volvió a proferir amenazas contra la gerente.

Este tipo de atropellos no se pueden tolerar de un dirigente político que es el primero que debe acatar la ley y las disposiciones y mucho menos amenazar a amedrentar y robar un objeto personal, abundó la afectada.

Finalmente el demandado se vio obligado a entregar el celular al interponerse el proceso legal en su contra por los presuntos delitos ya descritos, y que se suma el de allanamiento de morada por introducirse al hotel sin permiso y profiriendo amenazas.

Compartir