Por Abraham Cohuo
Chetumal

Dos rateros emplearon un pequeño contenedor de gas lacrimógeno para cometer un asalto a una tienda de cómputo donde se llevaron únicamente una computadora portátil.
El asalto ocurrió en un establecimiento ubicado en la calle Bugambilias de la colonia Jardines, hasta donde llegaron dos sujetos a bordo de una motocicleta, se acercaron al encargado Omar Palomo Sánchez y le echaron el gas lacrimógeno en la cara, para después apoderarse de la computadora portátil y huir del lugar en la misma motocicleta.
Palomo Sánchez dijo que no pudo reconocer a sus atacantes, pues el gas le irritó los ojos. Sin embargo la Policía Judicial ya investiga estos hechos.

Compartir