Agencias
En la fiesta posterior a los Globos de Oro del pasado domingo se pudo ver a decenas de estrellas, celebridades de las que jamás se pensaría que tienen algo en común, platicando animadamente y divirtiéndose -algunos más que otros- una vez pasada la tensión de descubrir quién se había llevado finalmente cada galardón.

Una de las imágenes más singulares que dejó la noche fue la de Mariah Carey acorralando al actor Kit Harington en una esquina para iniciar una animada conversación en la que hubo mucho contacto físico.

“Mariah no paraba de tocarle el hombro y el brazo y estuvieron hablando muy intensamente durante un rato. Ella llevaba un vestido con un escote muy pronunciado, pero él se comportó como todo un caballero, mirándola directamente a los ojos todo el tiempo”, ha revelado un testigo presencial al portal The Sun.

Sin embargo, las intenciones de la diva de la música no eran las que podrían pensarse, ya que su único propósito era hacerle hablar lo suficiente hasta que el intérprete dejara escapar algún detalle o spoiler de los próximos capítulos de ‘Game of Thrones’, la producción de la HBO de la que ella es una gran admiradora.

Te puede interesar:   Kendall Jenner responde a críticas por su acné

“Kit no paraba de mirar a su alrededor como si no pudiera creer lo que estaba sucediendo. Todo el mundo los estaba viendo. Mariah es claramente una gran fan de ‘Game of Thrones’ porque no lo dejaba escapar. Estaba encima de él todo el tiempo. Nadie puede culparla, porque todos quieren saber qué pasa en la octava temporada”, aseguró el mismo informante.

Por si quedaba alguna duda de la naturaleza del interés que la cantante siente hacia el actor, cabe recordar que ella acudió a la celebración acompañada de su actual novio, el bailarín Bryan Tanaka, y todo el mundo sabe que Harington está comprometido con su antigua compañera de reparto Rose Leslie.

Compartir