POR ABRAHAM COHUO
CHETUMAL

Hermilo Lizcano, director de servicios periciales de la Procuraduría General de Justicia del Estado informó que la osamenta encontrada en días pasados en un predio ubicado en el cruce de las calles ampliación Tela con Constituyentes, pertenece a un masculino entre los 50 y 60 años de edad.

Refirió que los primeros dictámenes elaborados arrojaron que la persona pudo haber muerto por la picadura de alguna víbora, pues no se observaron huellas de violencia.

Hermilo Lizcano explicó que se encontró que la persona en vida tenía un clavo en el fémur, por lo que el agente del Ministerio Público ya investiga a quien pertenece la osamenta y no descartó que en las próximas semanas se solicite a la PGR que se elabore un perfil genético para tener más elementos para poder localizar a los familiares del hoy occiso.

Compartir