POR JOSÉ SÁNCHEZ
COZUMEL

Este lunes comenzaron las maniobras de traslado de los enormes espigones que sostendrán el puente que pasará sobre la boca de agua que obligó a detener los trabajos de acceso a la nueva terminal de transbordadores de esta ínsula.

Desde julio del año pasado se debió entregar la referida obra, pero la detección de un cuerpo de agua detuvo los trabajos en el acceso a la terminal remota por instrucciones de la Semarnat.

La obra ha atravesado otros inconvenientes, como el diseño del cabezal de atraque de la terminal que impide que los vehículos pesados puedan ejecutar maniobras seguras de embarque y desembarque.

Según la propia Administración Portuaria Integral de Quintana Roo, el presupuesto inicial previsto por 150 millones de pesos, se incrementó con 18 millones de pesos adicionales debido a los trabajos del puente.

La obra portuaria se realiza en una superficie de dos hectáreas y media, y según los funcionarios de la Apiqroo concluirá a finales de marzo.

Compartir