POR OVIDIO LÓPEZ
ISLA MUJERES

A casi un año de la adquisición de un nuevo transbordador para garantizar el abasto de insumos a Isla Mujeres, no ha podido ser operado porque la API no termina aún de acondicionar terminales de atraque y canal de navegación, señalan directivos de la compañía.

Franco González, uno de los directivos, recientemente dijo que urge el dragado del canal por la zona de Punta Sam, lo cual imposibilidad operar sin peligro la nave, la cual tuvo un costo de más de 40 millones de pesos.

Sin embargo, la misma se ha arriesgado con algunas salidas para atender la demanda con cierta regularidad, pero es latente el peligro de atoramiento en esa parte baja del arenal; la preocupación ahora, es atender la próxima Semana Mayor, cuando se desea aprovechar a plenitud la temporada.

Ciertamente la nave tiene un área de pasaje muy comodo para alrededor de 200 personas, lo que todo esto representa una pérdida económica para la empresa y malestar al usuario por no disponer aún esa opción, en momento cuando la tarifa de barcos de ruta a Puerto Juárez ya es muy costosa.

Compartir