Por Teresa Suárez
Cancún

La Semarnat emitió su autorización en materia de impacto ambiental válida por 50 años para el proyecto del Fideicomiso Punta Carey, que consiste en la edificación de 30 departamentos y 104 cuartos hoteleros en las inmediaciones del santuario tortuguero de Xcacel-Xcacelito; por lo cual las organizaciones civiles ya trabajan en los medios de impugnación a esta determinación. De acuerdo con Alejandra Serrano, representante en el sureste del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda), las organizaciones civiles como Gema, Teyelis, Greenpeace ya están elaborando los recursos que interpondrán para revertir la autorización que dio la Semarnat y así impedir que se ponga en riesgo esta importante área de anidación de la tortuga marina. Recordó que la empresa Fideicomiso Punta Carey tiene un litigio abierto ante la PGR por el desmonte de más de mil 300 metros cuadrados de manglar y otras especies protegidas dentro de la MON 059, además que carece del cambio de uso de suelo forestal.

Compartir